Archive for 31 octubre 2008

A la una, a las dos y a las tres! Wysiwyg vendido a la señorita con mole por gepeto

octubre 31, 2008

No tengo porqué ni derecho a pero me siento muy orgulloso…

http://www.revistadeinternet.com/Negocios/1695/2008/10/30/Razorfish-adquiere-la-espanola-Wysiwyg dice:

La agencia digital española Wysiwyg (iniciales de “What you see is what you get”) ha sido comprada por Razorfish (www.razorfish.com), una de las firmas más grandes del mundo y filial independiente de Microsoft.

 A pesar de la adquisición, la agencia españolas mantendrá su identidad de marca y operará como parte de la red de agencias de Razorfish bajo la dirección de su actual equipo directivo como Wysiwyg, a Razorfish company.

La agencia, para la que trabajan 56 personas, fue fundada en Madrid hace 13 años y lidera proyectos digitales tanto en web como en video y marketing móvil.

“Estamos muy orgullosos de la identidad que hemos dado a Wysiwyg en los últimos 13 años. Al mismo tiempo, Razorfish™ tiene un prestigio acreditado sobre su capacidad de innovación y estamos muy satisfechos de formar parte de una compañía internacional. Unirnos a esta red era la decisión adecuada para nuestro negocio, nuestros empleados y nuestros clientes”, asegura Sixto Rodríguez, presidente de Wysiwyg.

¡Viva, viva y viva!

Construido para verter

octubre 30, 2008

Esta maravilla (una mano gigante que hace dibujos danieljohnstonianos) toca hoy en la sala Heineken a las 22:00. La entrada son 18 eurillos de nada.

Actualización: mis más sinceras disculpas por dejarme llevar por el fanatismo pero esta gente es muy grande, y en directo más:

Marketing de guerrilla

octubre 30, 2008

Hoy voy a hablaros de la publicidad de guerrilla o marketing de guerrilla (nombre original) que es una de las formas más originales y rompedoras de causar un impacto perdurable en la mente del consumidor.

El término marketing de guerrilla fue acuñado en 1984 por Jay Conrad Levinson en un libro con el mismo nombre y consiste, básicamente, en: la consecución de los objetivos de publicidad/marketing planteados a través de métodos poco convencionales. Más que dinero,  lo que se invierte con este tipo de publicidad es energía, pasión y mucha creatividad, es decir, anuncios que cuesten muy poco dinero pero que tengan una gran presencia entre los consumidores. ¿Cómo se puede hacer esto? Pues, básicamente, exprimiendo el acervo popular.

“El Marketing de Guerrilla se diferencia del Marketing tradicional del mismo modo que la guerrilla de la guerra tradicional. Más que trabajar con el presupuesto como una división de infantería, el Marketing de Guerrilla contraataca con todos sus recursos para obtener el máximo impacto”. Jay Conrad Levison

Este tipo de acciones están cobrando, cada vez, más protagonismo ya que los consumidores nos hemos vuelto inmunes al constante bombardeo publicitario y lo que garantiza este tipo de publicidad es, precisamente, que a nadie deja indiferente.

Algunos ejemplos:

  • Antecedentes: el Madrid ganó la última liga y, a falta de pocas jornadas para el final de la misma, se enfrentaba al Barça. Tradicionalmente, cuando un equipo gana la liga de fútbol y todavía restan algunas jornadas para el final, los rivales a los que se enfrenta le hacen el pasillo de honor al saltar al campo. La enconada rivalidad que estos dos equipos mantienen hizo que se destasen mil habladurías sobre si el Barça se humillaría y haría el pasillo al campeón. Los de Calle 13 (canal de terror en Digital +) se aprovecharon de la situación y el día del partido hicieron esto (con muchísimo éxito mediático ya que la acción se recogió en todos los telediarios):
  • Campaña del canal clásico de cine TCM:
  • Publicidad de estrenos de cine:

  • Otros:

Hay mil ejemplos más que iré colgando dentro de la nueva categoría Guerrilla.

¿Qué fue de… los personajes de Street Fighter II?

octubre 28, 2008

Después de los años de vino y rosas, jayukens, soriukens, boudanfleims y demás, la gente de College Humor ha seguido de cerca su intento de regreso a la cima. El primero de los vídeos, aquí (los demás en Youtube):

Street Fighter: The Later Years

¡Gracias again, Mikas, son acojonantes!

Converse cumple 100 años

octubre 28, 2008

Y para celebrar la efeméride, los responsables da tan icónica marca han decidido reunir a Julian Casblancas (The Strokes), Pharrell Williams (N.E.R.D.) y Santogold con el propósito de elaborar un tema conmemorativo. El resultado aquí: (gracias Mikas)

Pero, ¿por qué comento todo esto? ¿tanto me mola Converse o los tíos implicados?

La respuesta es no. Bueno sí, miento. Porque lo quería hacer es hablar de Pharrell Williams y del peculiar síndrome que padece.

Este tío es considerado un genio, musicalmente hablando, pues es productor, compositor y no sé cuántas cosas más. Además, no creo que tenga más de treinta años y es el típico hiperactivo que no para de crear y de implicarse en mil proyectos a la vez por amor al arte, pues la pasta me temo que hace tiempo dejó de ser un problema para él.

Bueno pues, este tío, padece un síndrome conocido como Sinestesia. Tampoco quiero aburriros así que os copio la introducción que wikipedia hace de esta enfermedad aunque os recomiendo que si tenéis tiempo os leais el artículo en inglés pues es mucho más completo: http://en.wikipedia.org/wiki/Synesthesia

La sinestesia, del griego συν, ‘junto’, y αισθησία, ‘sensación’, es, en retórica, estilística y en neurología, la mezcla de impresiones de sentidos diferentes. Un sinestético puede, por ejemplo, oír colores, ver sonidos, y percibir sensaciones gustativas al tocar un objeto con una textura determinada. La sinestesia es un efecto común de algunas drogas psicodélicas, como el LSD o la mescalina.

Los sinestéticos perciben con frecuencia correspondencias entre tonos de color, tonos de sonidos e intensidades de los sabores de forma involuntaria. Por ejemplo, un sinestético puede ver un rojo con mayor intensidad cuando un sonido se vuelve más agudo, o tocar una superficie más suave le puede hacer sentir un sabor más dulce. Estas experiencias no son metafóricas o meras asociaciones sino percepciones, y la depresión tiende a aumentar su fuerza.

Este raro síndrome ha estado estrechamente relacionado con el arte desde tiempos inmemoriales y grandes artistas de todas las épocas han padecido este síndrome. (Insisto en que leais el artículo en inglés).

Otros síndromes cachondos (para el que observa desde fuera, claro está):

  • Síndrome de Tourette: enfermedad de la rama de la neurosis que incita a la persona a decir palabras malsonantes o incomodas a su parecer (no tiene porqué insultar). Simplemente dicen cosas que les parecen fuera de lugar y al no querer decirlas, le salen.
  • Síndrome de París: El síndrome de París es una de esas enfermedades raras que son dificilmente entendibles… y que además se da unicamente en los turistas japoneses. Este síndrome se caracteriza por una depresión de estos turistas mientras están en Paris. De los millones de turistas japoneses que visitan la ciudad cada año, alrededor de una docena padece este trastorno y tienen que volver a su país natal.
    Lo que les sucede es básicamente una forma severa de shock cultural. Los educados turistas japoneses que llegan a la ciudad son incapaces de separar la visión idílica de la ciudad, en vídeos como Amelie, de la realidad de una moderna y bulliciosa metrópolis.
    Los turistas japoneses que se topan con la realidad sufren una serie de sintomas que son todo menos leves: tristeza, ansiedad, sensacion de ser observados, se vuelven incapaces de discutir y se ven forzados a reprimir su propia ira lo que desemboca finalmente en una depresión, e incluso en intentos de suicidio. (de: http://noticiasinteresantes.blogcindario.com/2007/10/00924-una-enfermedad-rara-el-sindrome-de-paris.html)
  • Síndrome de Stendahl: es una enfermedad psicosomática que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión e incluso alucinaciones cuando el individuo es expuesto a una sobredosis de belleza artística, pinturas y obras maestras del arte. Se da por primera vez en la ciudad de Florencia. (Wikidefinición).

Exta-sí, exta-no

octubre 24, 2008

Como bien decía Jafar: “estoy en éxtasis”

Fundando mi propia religión

octubre 24, 2008

Tengo mogollón de ideas que he robado al simpapeles de mi profesor de Doctrina Social de la Iglesia. Sé cómo acojonar a la peña para que crean en un ente superior y caprichoso so pena de empalamiento eterno escuchando a Rizo narrando el último Newell’s Old Boys-Argentinos Juniors, tengo documentos gráficos que muestran la existencia del famoso perro lame-mermeladas de sorpresa-sorpresa… Sólo por eso mi voz debería ser escuchada como un canto a la libertad y a la salvación eterna. Mi(s) mandamiento(s):

– Letra A: recitarás glosoli a eructos y te encamarás con niños menores de siete años.

¿Quiero ser creativo?

octubre 23, 2008

Tiene ya tiempo pero es acojonantemente bueno:

Despegue del Falcon 1

octubre 22, 2008

Según Wikipedia, el Falcon 1 es un sistema de lanzamiento parcialmente reutilizable diseñado y fabricado por SpaceX. El cohete de dos etapas utiliza oxígeno líquido/RP-1 para ambas etapas, la primera se encuentra impulsada por un único motor Merlin mientras que la segunda está motorizada por un motor de cohete Kestrel.

El Falcon 1 logró alcanzar la órbita en su cuarto lanzamiento. Fue completamente diseñado por SpaceX y es el primer vehículo de lanzamiento impulsado por combustible líquido que ha sido desarrollado mediante financiamiento privado.

Lo más interesante de todo es que alguien tuvo la cojoidea de pegarle una cámara mirando al suelo de forma que se pudiesen apreciar las distintas vistas desde que despega el cohete hasta que se pone a orbitar alrededor de la Tierra.No tiene desperdicio:

http://spacex.com/multimedia/videos.php?id=31

¿Por qué no podemos imaginarnos la muerte?

octubre 21, 2008

Artículo traducido a capón – fromlostuderivermente – a partir de: http://www.sciam.com/article.cfm?id=never-say-die

Prácticamente todos tenemos tendencia a imaginar a la mente sobreviviendo la muerte de nuestro cuerpo.

Incluso la gente que cree que la mente deja de existir tras la muerte, muestra este tipo de razonamiento de continuidad cuando se somete a un estudio.

Más que ser un subproducto de las creencias religiosas o un colchón de seguridad emocional, estas creencias nacen de la propia naturaleza de nuestra consciencia.

Todo el mundo se pregunta porqué y de dónde vienen.

Todos se preocupan de adónde van a ir cuando todo termine.

Pero nadie lo sabe seguro y, a mí, me suena todo igual.

Creo que simplemente dejaré que el misterio continúe.

Debería parecernos extraño que nos sentamos inclinados a asentir cuando oímos las lyrics de Iris Dement en “Let the mystery be”, un humilde cántico sobre el más allá. De hecho, el único misterio es porqué creemos que cuando tenemos que enfrentarnos con adónde vamos cuando todo termine, estamos ante ningún tipo de misterio. Después de todo, el cerebro es como cualquier otro órgano: parte de nuestro cuerpo físico. Y la mente es, igualmente, lo que el cerebro hace – se trata más de un verbo que de un nombre. ¿Por qué nos preguntamos dónde va nuestra mente cuando el cuerpo muere? ¿no debería resultar obvio que la mente muere, también?

Y, aún así, personas de todo tipo de culturas creen en algún tipo de vida después de la muerte o, al menos, se muestran inseguros acerca de qué le pasa a la mente llegada la hora de la muerte. Los estudios psicológicos realizados por el autor le han llevado a pensar que estas creencias irracionales, más que un resultado de la religión que nos rodea o una forma de protegernos del terror que la inexistencia provoca, son un subproducto inevitable de la consciencia que, de nosotros mismos, tenemos. Como nunca hemos experimentado la ausencia de consciencia, no podemos imaginarnos cómo debe sentirse uno al estar muerto. De hecho, no nos sentiremos de ninguna forma y ahí radica el problema.

La visión generalizada de la muerte como un gran misterio se suele apartar de nuestras cabezas por el deseo (emocionalmente inspirado) de creer que la muerte no es el final del camino. Y, de hecho, una eminente escuela de investigación sobre la psicología social afirma, en una teoría que han elaborado sobre las creencias en el más allá y otros comportamientos y actitudes parecidas, que éstas existen para apaciguar, lo que de otra forma sería, la ansiedad que provoca pensar en la inexistencia de uno mismo.

De acuerdo con estudiosos en la materia, cada uno posee un arsenal secreto de defensas psicológicas para mantener a raya la ansiedad por la muerte (y para que no acabemos en posición fetal, chupándonos el pulgar y escuchando a sigur ros). El que el autor escriba este artículo, dice, se podría interpretar como un ejercicio de inmortalidad simbólica, es decir, como un intento de que algunas de sus efímeras ideas queden plasmadas para la eternidad.

Con todo y con eso, un creciente número de estudiosos, incluido el autor, defienden que la evolución de la conciencia ha presentado un tipo distinto de problema. Siendo éste que nuestro ancestros sufrían la ilusión de poseer unas mentes inmortales lo que, sin duda, hemos heredado hasta nuestros días. Seres humanos individuales, debido a su evolucionada arquitectura cognitiva, tenían problemas para conceptualizar su propia inexistencia psicológica desde un principio.

El problema afecta, incluso, a los que dicen no creer en la vida después de la muerte. Como dijo el filósofo y fundador del Centro para el Naturalismo Thomas W. Clark en un artículo para la revista Humanista:

El tema que nos ocupa es: Cuando morimos, lo que sigue es la nada; la muerte es un abismo, un agujero negro, el fin de la experiencia; es un nada eterno, la permanente extinción del ser. Y aquí está el error que esa visión contiene: querer ver la nada como algo concreto – convertirla en una condición o cualidad positiva (de negrura, por ejemplo) – y colocar en ella al individuo después de la muerte, como si cayéramos a la nada para permanecer ahí por siempre jamás.

Consideremos, primero, el hecho de que nunca sabremos que hemos muerto. Podremos sentir que la muerte acecha o que nos vamos yendo poco a poco, pero no habrá un “tú” o “yo” pirulando por ahí que sea capaz de discernir que, una vez todo haya acabado, realmente hayamos muerto. No olvidemos que es necesario un cortex cerebral operativo para que podamos tener conocimiento proposicional de cualquier tipo, incluyendo el hecho de que hayamos muerto (y una vez muerto, nuestro cerebro es tan capaz de generar cualquier tipo de fenómeno como un cogollo de lechuga). En un artículo publicado en 2007 en Synthese, el filósofo de la Universidad de Arizona, Shaun Nichols, lo argumenta de la siguiente manera: “Cuando intento imaginarme mi propia no existencia, tengo que imaginar que percibo o conozco acerca de mi propia no existencia. ¡No me extraña que sea complicado!